anuloma-viloma

Beneficios de la respiración alterna-Anuloma Viloma

El anuloma viloma, también llamada respiración alterna, facilita que la respiración fluya por ambas fosas nasales, es decir, a lo largo del día podrás comprobar que una fosa nasal está más obstruida que la otra, y que esto varía en función de a que hora lo compruebes.Respiración anuloma- viloma

Aproximadamente cada cuatro horas, este proceso se invierte, es decir que habrá veces que tu respiración sea más fluida por la fosa izquierda, y otras en que lo será por la derecha.

El flujo respiratorio de la fosa izquierda está conectado con la parte derecha de nuestro cerebro, y viceversa. Pero hay veces, que debido a múltiples factores externos o internos este cambio natural se ve alterado, con lo cual nuestro sistema nervioso se ve afectado.

Esta alteración de la respiración en muchas ocasiones es una consecuencia de estados nerviosos, cuando estamos agitados, nuestra respiración se empobrece haciéndose menos profunda y más acelerada de que lo debería.

Así pues con la práctica de Anuloma Viloma, conseguimos que esos ciclos de la respiración se reestablezcan, y que además como la respiración la hacemos de una manera consciente y lenta, también logramos que cada vez sea más profunda y rica y beneficiosa para nuestro organismo
Una respiración profunda y consciente, nos permite reestablecer el estado de quietud en nuestra mente y aquietar nuestro sistema nervioso, además de favorecer la correcta oxigenación de todo nuestro organismo.

Pero además conseguiremos que nuestro sistema nervioso se equilibre y se serene.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

También te puede interesar leer …

conecta con tu interior curso mindfulness enero 18

La práctica de mindfulness no es la pastilla milagrosa

La práctica de mindfulness no es la pastilla milagrosa, aunque en muchas ocasiones por publicidad y moda algunas personas se confundan.

Me gustaría aclarar algunos aspectos que muchas personas buscan en mindfulness y que desde luego no van a encontrar debido a algunos conceptos equivocados que se difunden cuando se utiliza la palabra como la cura mágica que todo lo puede.

Mindfulness es una práctica y como tal es imprescindible realizarla de forma continuada para que se puedan sentir sus beneficios.

  • Calma interior.

  • Mejora en la  Gestión emocional

  • Reducción de estrés.

  • Conciencia del momento presente.

  • Mayor atención a las personas y tareas en tu vida diaria.

Y hago hincapié en la palabra práctica porque muchas personas tienen la idea equivocada de que conociendo alguna práctica y realizándola alguna vez es suficiente.

La práctica de mindfulness es una actividad que no tienen fecha de fin si queremos acercarnos de forma sincera y sin expectativas a interiorizarla y por lo tanto que nos facilite una transformación interna real y duradera.

Al igual que el auto conocimiento no tiene fecha de caducidad la práctica de mindfulness tampoco.

Mindfulness se basa en la profunda inter-conexión entre la mente y el cuerpo y ambos aspectos del ser humano son siempre cambiantes e impermanentes.

No se trata de conocer la práctica y esperar que notemos los resultados, esta forma de percepción es solo el reflejo de la forma de procesar que impera en el día a día.

Se trata de pasar del "modo hacer" de forma casi compulsiva al "modo ser".

De forma habitual nos movemos en una dinámica donde la acción lleva a la reacción y al resultado inmediato, y esta misma forma de procesamiento es lo que se espera de forma equivoca cuando iniciamos la práctica de mindfulness.

el-rival-mas-dificil-en-tu-cabeza

 

Muchas personas buscan,  agobiadas a su estado de hiperactividad.  una forma rápida de cambiar su estado mental, y ahí es donde creen que el mindfulness les va a resolver el problema de forma rápida.

Creen porque así lo han leído o escuchado alguna vez, que  a los pocos minutos se encontraran en un estado más relajado y con éstas expectativas buscan un mindfulness milagroso.

Si ésta es tu idea, desde ya te remiendo que te olvides del mindfulness porque lo único que encontrarás es frustración y mayor nivel de ansiedad.

Sin embargo si quieres de verdad salir de la rueda infinita de pensamientos repetitivos y agobiantes, de la dispersión mental constante, de los síntomas de falta de respiración, de la incapacidad de descansar, de levantarte cansado, del disgusto constante con las circunstancias, puedes tener la motivación necesaria.

¡¡¡Entonces sí, comienza ya tu práctica  !!!

Actitudes en la práctica de mindfulness

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

Estrés y gestión emocional

Estrés y gestión emocional van de la mano.

Y por desgracia algunas emociones básicas que tienen relación con la generación de estrés están erróneamente catalogadas como "Negativas".

Me estoy refiriendo a:

Miedo.

Ira.

Tristeza.

Aquí creo conveniente aclarar que las emociones son  eventos adaptativos para nosotros y por supuesto el que no sean agradables no las convierten en negativas.

Negativo sería no sentir "Miedo" por ejemplo.

¿Cuál sería la consecuencia de este no sentir?

Pues seguramente nos habríamos extinguido como especie hace millones de años.

Partiendo de éste pre-juicio es muy frecuente tengamos pocas habilidades en su gestión y que  no nos permitamos ni siquiera admitir que las estamos sintiendo.

¿Si no puedo admitir que estoy sintiendo una emoción , cómo podré gestionarla adecuadamente?

Por otro lado, el que no admita que estoy sintiendo una emoción que no me resulta agradable, o que no está socialmente o profesionalmente bien vista,  no evita que la esté sintiendo pero sí evita que pueda como digo encausar sus efectos adecuadamente.

¿Y qué relación hay entre el estrés y estas emociones?

Pues que  éstas emociones se producen desde la evaluación que realizamos de forma automática de los eventos de nuestra vida.

Hablando de la "Sorpresa" por ejemplo que en muchas ocasiones es un disparador del estrés a pesar de que en psicología se la define como una emoción neutra..

Ya antes de valorarla como agradable o desagradable, buena o mala, mi cerebro se coloca en guardia como primer impulso "por lo que pueda pasar".

Nuestro cerebro está más preparado y atento para ver las amenazas,  ya que se trata de un mecanismo de supervivencia.

Así que cualquier evento que se produce de forma inesperada, puede entrañar riesgos y bajo la previsión de esos riesgos mi cerebro los va a evaluar como potencialmente peligrosos hasta que se determine lo contrario.

Cuando ésto sucede todo nuestro organismo empieza a activar los recursos de lucha, resistencia o evitación propios del estrés.

Después si no hace falta ya lidiaremos con ellos.

Lo mismo sucede con el "Miedo", al ser una respuesta adaptativa ante un peligro inminente "Real o Imaginado", se ponen en funcionamiento esos mismos mecanismos fisiológicos para que yo pueda tener recursos suficientes para hacer frente a la amenaza.

¿Cuáles son las repercusiones de estas emociones a nivel físico?

El primer efecto perceptible es la tensión que se genera a nivel corporal  y cuando esta tensión se mantiene acaba desembocando en tensión muscular crónica en primer lugar para  después desembocar en otras patologías.

Otro aspecto a tener en cuenta es que como comentamos antes, al tildar a estas emociones de negativas  el propio pre-juicio tiene una gran influencia en nuestro devenir en nuestras actitudes y desempeño a nivel personal y profesional.

"Tener miedo es de cobardes" es una frase que todos hemos oído en infinidad de ocasiones y que aunque no queramos reconocer tiene un arraigo muy profundo.

Tanto que al sentirlo mi actitud será adoptar una postura defensiva y esta misma actitud va a desarrollar a su vez una interpretación sesgada de lo que estoy viviendo (escuchando, viendo, leyendo, haciendo etc.) y como consecuencia de ello mi comportamiento también se verá influenciado.

Creamos así un círculo vicioso que se retroalimenta constantemente generando en muchas ocasiones y personas el "Miedo al Miedo".

Bien, hasta aquí el análisis y ahora me gustaría comentarte algunas alternativas de gestión y/o toma de consciencia para salir de este círculo.

Primero:

Toda esta maraña de emociones, sensaciones, y sentimientos tiene como dijimos una repercusión a nivel físico.

Nuestro cuerpo es la caja de resonancia de las emociones.

Nuestro cuerpo no tiene los filtros y sesgos analíticos que he comentado antes, por ello al trabajar en la escucha activa de las sensaciones cuando trabajamos con el movimiento o la quietud corporal descubrimos que es un buen instrumento para generar la primera toma de contacto con las emociones ya sean o no deseadas.

Segundo:

Cuando permanecemos en quietud en una postura de yoga por ejemplo,  van a aparecer multitud de sensaciones a las que normalmente no escuchamos porque estamos  escasos de tiempo y hemos ido perdiendo esta habilidad a base de no escucharla.

Y cuando aparecen estas sensaciones que pueden ser molestas o poco deseables la cuestión es observarlas, darles permiso para aflorar y darnos la oportunidad de aflojar la tensión que estamos sintiendo.

Cuando logro observar mi cuerpo con  una tensión innecesaria en un entorno seguro, voy poco a poco adquiriendo 2 habilidades fundamentales para la vida cotidiana que son:

  • Hacerme consciente de cómo y cuándo mi cuerpo se está tensionando como efecto de las emociones (miedo, sorpresa, ira)  a lo largo del día.
  • Adquirir la capacidad de desprenderme de dicha tensión innecesaria dándome permiso para sentir lo que está sucediendo sin querer evitarlo o negarlo.

Este trabajo que podemos realizar con las emociones a través de la práctica requiere como no ¡Tiempo! pero sobre todo el deseo de hacerlo.

La práctica poco a poco te va permitiendo acercarte a todo lo que sucede a nivel emocional y físico de una forma diferente.

¿Quieres redescubrir esta capacidad que todos tenemos?

Te invito a practicar mindfulness o cualquier otra técnica que te facilite esta labor.

Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Si te ha gustado esta entrada compártela.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

probabilidades-estres-enfermedad2-programadestres

¿Una vida sin estrés es posible?

¿Una vida sin estrés es posible?

En el año 2006 leyendo una revista de salud aparecía un artículo  que aportaba una información interesante sobre las técnicas de reducción de estrés.

En el artículo  titulado “Una vida sin estrés” se describía el método de Mindfulness para gestión de estrés,  enseñado por el profesor Jon Kabat-Zinn en su clínica y mira por dónde incluía yoga, meditación y técnicas de relajación.

Y dentro del artículo había un párrafo que me gustaría señalar:

“Hace 30 años era virtualmente inconcebible que la meditación y el yoga encontraran un rol legitimado y una amplia aceptación en hospitales y centros médicos académicos.

Ahora se considera normal.
Ni siquiera se considera medicina alternativa sino, simplemente, buena medicina”

Esto realmente me llenó de satisfacción, verificar que el yoga  ayudaba a  reducir el estrés y que la medicina empezaba a hacer uso de esta técnica milenaria para afrontar problemas de la sociedad desarrollada del siglo XXI me pareció fascinante.

Pero ahora quiero hacer una reflexión y es la siguiente:

¿Una vida sin estrés es posible?

Pues no, ya que el estrés es una respuesta adaptativa de supervivencia que nos facilita justamente los recursos a nivel psico-físicos necesarios para garantizar que seremos capaces de afrontar los momentos que pueden suponer un riesgo para nuestra integridad.

Llegados a éste punto es imprescindible aclarar que hay un estrés positivo y otro que es negativo. 

Eustrés:

Es el término que se utiliza a nivel científico para denominar al estrés positivo, este que comenté que es un recurso de supervivencia y que cuando el evento de peligro desaparece o le hacemos frente, permite que todo nuestro organismo vuelva a su estado base.

Distrés:

Es el término que define al estrés negativo y perjudicial para la salud, y es el estado  donde nuestro cuerpo sigue activando los recursos fisiológicos para hacer frente a los peligros de supervivencia, incluso después de que el evento que lo ha desatado haya desaparecido.

 

¿Y cómo es esto posible?

Pues hoy sabemos que es debido a que la situación de peligro no sólo la percibimos ante un evento real de supervivencia física, sino que también percibimos peligro cuando imaginamos que un evento o circunstancia puede suponer un peligro y a sea a nivel de status social, a nivel laboral (que nos pueda perjudicar) o a cualquier otro nivel de nuestra vida cotidiana.

Ahora estamos constantemente sometidos a una presión de evaluación a todos los niveles y este estado lleva a nuestro cerebro a permanecer en un estado de hiper vigilancia por lo que pueda pasar.

Así es como se mantiene esa demanda de activación psico-fisiológica que es inaguantable para nuestra mente y nuestro cuerpo y que como resultado nos lleva a un estado de agotamiento psíquico y físico.

fases del estrés según Selye

Esos recursos biológicos que son una herramienta fantástica, se vuelven en nuestra contra perjudicando el equilibrio homeostático natural de nuestro organismo y sometiéndolo a una constante actividad de búsqueda de los recursos para hacer frente a la situación percibida como peligrosa.

Así que no se trata de tener una vida sin estrés, ya que eso resultaría perjudicial para nuestra supervivencia, sino de aprender a gestionar adecuadamente nuestra sensación de peligro para desactivar esa respuesta constante en nuestro organismo.

Y para ayudarnos en esta tarea tenemos la suerte de poder contar con recursos como el yoga, la meditación y las técnicas de relajación que nos facilitan el cambio de actitud ante las circunstancias.

Te invito a que busques y practiques aquella que más te guste.

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

Atiende a tu respiración

Tu ansiolítico natural la respiración

Tu ansiolítico natural "La respiración"

Pocas veces tenemos en cuenta el poder que la respiración tiene para equilibrar nuestro sistema nervioso.

Cuando comento que vamos a trabajar con la respiración algunas personas se quedan sorprendidas porque piensan que ellos ya respiran y que  no es necesario hacer nada distinto, nos viene dado por naturaleza.

Así que voy a darte algunos datos que te harán cambiar de opinión, pero primero voy a explicar 2 procesos que debemos conocer para después seguir hablando:

 

La respiración alta  "clavicular o torácica":

¿Cómo es?

Esta es la respiración que utiliza la zona superior de los pulmones, la de menor capacidad.

Las clavículas se alzan para abrir la parte superior de nuestros pulmones, se puede observar que con esta respiración los hombros suben cuando la hacemos.

Este tipo de respiración está asociado a estados de ansiedad, puesto que automáticamente tendemos a respirar con esta zona ante situaciones amenazantes.

¿Cuáles son sus efectos?

Si respiramos de este modo durante mucho tiempo se puede producir una “hiperventilación” donde se produce una gran eliminación de CO2 en la espiración y aumentando la proporción de oxígeno en la sangre.

Este cambio en la tasa de intercambio gaseoso en nuestra sangre produce una activación psicofisiológica creciente que puede provocar o agravar aún más el estado de ansiedad o angustia.

Este tipo de respiración se asocia a una mayor actividad del Sistema Nervioso Simpático que es el activador de un estado de nerviosismo mayor, "nos prepara para la lucha".

 

Respiración "Diafragmática o abdominal":

¿Cómo es?

Esta respiración está regulada por el movimiento del diafragma.

Al tomar aire desplazamos el diafragma hacia abajo, pasando de su forma inicial de cúpula a una forma casi plana.

Con este movimiento el aire puede llegar hasta la zona más baja de nuestros pulmones, siendo los órganos abdominales desplazados hacia abajo, y saliendo ligeramente hacia fuera.

Este movimiento del diafragma posibilita la mayor capacidad respiratoria de nuestros pulmones.

La cantidad de aire que puede penetrar con ella equivale a 3 respiraciones realizadas de forma torácica o clavicular.

¿Cuáles son sus efectos?

Es la respiración que con muy poca frecuencia realizamos, además es el tipo de respiración que nos proporciona una mayor calma en nuestro sistema nervioso ya que funciona de forma inversa a la clavicular.

Es decir la respiración diafragmática activa el Sistema Nervioso Parasimpático, que es el responsable de generar un estado de calma.

 

Respiración "Completa o Yóguica"

¿Cómo es?

Recibe este nombre el proceso respiratorio que utiliza todos los órganos y músculos involucrados en el proceso de respiración, permitiendo así que el volumen de aire que inspiramos y exhalamos sea el mayor posible.

La suma del volumen de la capacidad vital de aire que podemos respirar es de 4500 o 5000 ml y el volumen residual que es de 1200 ml conforman lo que es la capacidad pulmonar total que es aproximadamente entre 5700 y 6200 ml.

La respiración yóguica recorre 3 zonas del cuerpo::

1. Abdominal que es donde se inicia.

2. Intercostal, que es hacia donde continúa.

3. Torácica o Clavicular que es donde debe finalizar el proceso de la inspiración

¿Cuáles son sus efectos?

La respiración yóguica o completa que es la que nos permite producir una respiración amplia con el mayor volumen respiratorio posible en función de la capacidad pulmonar que tengamos (que por supuesto no es la misma para todos).

Por eso el efecto que produce esta respiración en nuestro sistema nervioso de muy semejante al que produce un ansiolítico.

Es decir, nos permite restablecer el equilibrio natural y necesario entre esas 2 ramas del Sistema Nervioso Central que son:

El Sistema Nervioso Simpático (Activación)

El Sistema Nervioso Parasimpático (Relajación)

 

Es evidente que esta respiración es difícil de realizar cuando no estamos acostumbrados, así que es cuestión de volver a movilizar todos los músculos de la caja torácica de forma consciente para que cada vez sea más cómoda y puedas tomar contacto con ella cuando  necesites reducir el nivel de actividad del SN Simpático.

Reactividad-Estres

Ahora te planteo una pregunta:

¿Cómo es tu respiración?

Te invito a realizar este ejercicio de Atención a la respiración, ya que no puedes modificar aquello que no conoces.

 

Espero y deseo  que lo disfrutes y si te ha servido compartas con tus conocidos y nos regales tus comentarios sobre las sensaciones que has percibido.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

Todo puede ser arrebatado al ser humano

Así nació Programa Destres

Programa Destres, nació para ayudarte a reducir el Estrés y la Ansiedad en la vida personal y laboral con la práctica de Mindfulness.

 
Te cuento como empezó todo:
 
Después de muchos años de vivir con un estrés desorbitado pero de forma inconsciente, de repente un día el tiempo se detuvo y no pude continuar el camino hacia mi trabajo.
 
Mi cuerpo hacía tiempo que me enviaba señales de que algo tenía que cambiar, pero no era capaz de valorar hasta dónde llegarían las repercusiones del estrés, ni de entender que esos signos eran los mensajes de que el estrés estaba tocando mi techo de resistencia.

Entonces un día mi mente en el año 2002 dijo “Basta” y se desmoronó. 

 
 
Después de ese momento durante mucho tiempo estuve sufriendo las consecuencias.
 
Para salir de ese pozo profundo de desánimo y desesperanza, busqué todos los recursos que se conocían en medicina.
 
Algunos me anulaban como persona y otros simplemente no hacían nada.
 La interpretación de la adversidad
 
Entonces conocí lo que el Dr. Kabat Zinn estaba haciendo en EEUU desde el año 79 para personas con estrés crónico y sus patologías asociadas y me decidí a intentarlo.
 
 
Me inicié así en la práctica del Yoga y la Meditación.
Siguiendo estas prácticas  empecé a ver el final del túnel.

Fue tan profunda la caída, tan largo y doloroso el camino de la recuperación que cuando mi mente otra vez volvió a estar despejada, entendí que tenía que procurar que esa experiencia no le pasase a otras personas.

  • Entendí que era necesario prevenir los efectos del estrés a tiempo para evitar que su cronicidad derrumbara a otras personas.
  • Comprendí también que podía a través de mi propia vivencia comprender lo que otras personas estaban sufriendo.
  • Entendí que con los conocimientos y estudios adquiridos, podía orientar a otras personas para que no sufrieran las mismas u otras consecuencias.
Espero que este relato en primera persona te ayude a tomar consciencia de que el estrés no es inofensivo.

El estrés en su justa medida es saludable, pero pocas veces delimitamos cuál es la medida justa.

Procura evitar llegar al límite, adoptando medidas que te faciliten recuperar la serenidad y calma interior.

Sólo tenemos una vida, y disfrutarla o padecerla es nuestra decisión.

 Si esta experiencia te ayuda a tomar una decisión o crees que algún amigo lo necesita, déjanos tu comentario, será un placer conocerlo. 
 
 

Te invito a ver este vídeo

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

¡Todo obstáculo es un maestro!

Todo obstáculo es tu maestro, incluido el estrés

¡Todo obstáculo es tu maestro, incluido el estrés!

Por supuesto es que esta afirmación no siempre es bien aceptada, pero da lo mismo porque en realidad así es.

¿Pregúntate que pasa cuando encuentras un obstáculo en tu vida?

A pesar de te pueda producir reacciones y emociones poco o nada agradables en un principio, es importante que te des cuenta que gracias a ese obstáculo tu mente se pondrá a funcionar para superarlo.

A no ser claro que como le pasaba al protagonista liliputiense HEM de "Quién se ha llevado mi queso" te quedes todo el tiempo ofuscado quejándote de la mala suerte que tienes por haber tropezado con el obstáculo.

En realidad tú decides siempre que haces con los obstáculos.

Puedes aprovecharlos para buscar la forma de salvarlos o puedes maldecirlos porque no te dejan avanzar en tu camino.

Decidas lo que decidas, es una oportunidad de superarte, de crecer que se te brinda, y que de otra forma no tendrías ya que no te verías obligado a plantearte otras estrategias para superarlos.

Ahora te cuento que tiene que ver este paralelismo con el estrés.

Cuando estás sufriendo una situación de estrés crónico, también te encuentras en la encrucijada de tener que decidir que hacer con esa situación.

Puedes simplemente dejarte arrastrar por la situación o ponerte las zapatillas de los ratones de la fábula para buscar una solución.

Si decides esta última opción, saldrás fortalecido; sino el precio a pagar te aseguro que es demasiado alto.

Sé perfectamente que la decisión no es fácil porque ya se ha establecido una dinámica en tu vida que la mayoría de las veces te arrastra y te revuelca en cada embestida, pero llegará un momento que notarás que ya es suficiente, o que sea tu cuerpo el que te diga:

¡Hasta aquí has llegado!

Es ahí justamente donde tendrás que tomar la decisión que hará que las cosas cambien.

Ese momento es un momento crítico en tu vida, donde seguramente el miedo al cambio será intenso, aunque seguramente sean más intensas aún las sensaciones de malestar que estés soportando.

Así que  yo te animo a que tomes la decisión menos fácil, a ser posible antes de que ese momento crítico llegue,  que no es otra que buscar herramientas que te faciliten la salida y la ayuda de profesionales que te acompañen en el comienzo de esa nueva deriva.

Da igual cuál elijas, o que tengas que  cambiar más de una vez.

En realidad lo mejor que te puede pasar es que elijas algo distinto a lo que ya estás viviendo.

Comparto aquí una frase para la reflexión que me dijo el otro día una persona:

"Cuando estás en este nivel de estrés, la cuestión es que ya no recuerdas cómo eras antes, o peor aún, no sabes si alguna vez fuiste de otra forma."

Te invito a ver esas situaciones difíciles como el gran maestro que son y los utilices para aprender.

Me encantará si decides dejar un comentario con tu opinión al respecto y si te parece interesante este artículo compártelo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

la vida es actitud

La vida es cuestión de actitud

La vida es cuestión de actitud

¿Cómo vivimos con las circunstancias que nos tocan?

Y hoy quiero compartir una reflexión con vosotros, los que seguís esta web aquí y a través de las redes sociales sobre cómo podemos vivir la vida con una actitud saludable o con una actitud perjudicial para nosotros mismos.

Habitualmente cuando entro en una clase, hago la siguiente pregunta:

¿Qué tal estáis?

Y como costumbre muchas veces la respuesta es:

¡Bueno!…

¡Estamos que nos es poco! ….

Con una actitud como de pesadumbre.

La vida es cuestión de actitud

Pero hoy sucedió algo especial y por eso quiero compartirlo con vosotros y os cuento la historia.

 

Antes de comenzar la clase de yoga, viene una joven, yo le calculé que tendría entre 30-35 años y me dice si puede probar la clase, a lo que le contesté que fuese al vestuario a dejar allí sus zapatos y que entrase.

Entonces me dice que ella sólo venía a ver porque en realidad es que estaba operada de columna, le habían fijado la L4 y L5 (vértebras  lumbares) con una placa metálica y tenía muchos dolores de espalda y también otras vértebras estaban ya dándole molestias, pero sobre todo tenía muchos problemas de ansiedad y no respiraba bien.

Le pregunté que le dijeron sus médicos, si le habían hecho alguna recomendación sobre lo que podía hacer o debía evitar. Entonces me comentó que le dijeron que hiciera vida normal.

Le comenté  que si quería podía entrar en la clase y participar haciendo aquello que pudiese, considerando que era ella la que tenía que poner el límite a su movimiento en función de lo que su cuerpo le permitiera en cada instante, sin preocuparse por lo que hicieran los demás.

Entonces se quedó bloqueada e insiste en que sólo quería ver.

Así que le respondía que no podía ver, si quería venir a probar una clase sí podía hacerlo porque viendo solo podía llegar a una conclusión errónea.

Entonces me comenta que vendría otro día.

Los alumnos habituales ya estaban dentro de la sala de prácticas, así que cuando entré les comenté:

¡Qué complicada es la vida para muchas personas! como si estuviese pensando en voz alta.

A continuación hice la pregunta habitual:

¿Qué tal estáis?

Y la respuesta esta vez después de la conversación que escucharon fue:

¡Bien, muy bien!

Así que me quedé mirándoles y sonreí, porque eso es lo que les digo que tienen que pensar.

¿Os dais cuenta lo dichosos que somos?

No tenemos unos problemas muy grandes, nuestra salud es razonablemente buena y sobre todo; después de escuchar a esta chica que se seguramente tiene muchas más dificultades que nosotros.

¡La vida es cuestión de actitud, así que cuando te entren ganas de quejarte piensa en lo bueno que tienes y que podrías no estar disfrutando!

Sólo nos damos cuenta de lo mucho que tenemos, cuando vemos que otros no lo tienen.
Es entonces cuando recuperamos el aprecio hacia aquello que por tenerlo se nos olvida valorar.

Así que te propongo que desarrolles la actitud de gratitud por lo que tienes, sin esperar a que te falte.

 

Meditación en los sonidos

¿Respiras solo para vivir?

¿Respiras solo para vivir? O aprovechas tu respiración para calmar el sistema nervioso en momentos críticos.

Al igual que la fiebre es el síntoma de una infección, el ritmo respiratorio es el síntoma del desequilibrio del sistema nervioso.

Siguiendo con el tema de los diferentes tipos de respiración te voy a contar una experiencia que tuve y te juro que aunque te parezca increíble funcionó así que si quieres solo tienes que comprobarlo por ti misma.

Ahora te voy a contar una experiencia práctica sobre la influencia de la respiración en tu nivel de ansiedad y estrés y es la siguiente:

Respiración y estado de ansiedad y estrés……

Un día en el trabajo,(que no era dar clases de yoga), a media mañana todo iba mal, los ordenadores no funcionaban, los clientes necesitaban que les diera una respuesta, los compañeros tenían problemas y me pedían soluciones, y yo estaba al borde de un ataque de nervios, te juro que era uno de esos días en los que piensas que si no te hubieses levantado habrías ganando dinero.

Y de repente me acordé de lo que el profesor de yoga nos había enseñado,  una respiración que valía para calmar el sistema nervioso y permitir que el cerebro se oxigenara adecuadamente.

Así que me fui al cuarto de baño, y puse en práctica la respiración alterna, y no te lo vas a creer pero funcionó, después de unos pocos minutos, en la misma situación de repente ya no estaba todo fuera de control, mi visión de la situación ya no era tan desastroza, y me permitió verla con serenidad.

 Respiración anuloma- viloma

Así que si lo deseas puedes probarlo.

 

¡No respires solo para vivir, sino para estar vivo!

 

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

mujer ejecutiva dispersa

8 segundos de atención mental

8 segundos de atención mental.

Éste es el tiempo que invertimos de media,  los usuarios en cada estímulo que nos llega.

Te preguntarás de ¿dónde proviene este dato?

Pues de los análisis de los usuarios de internet ya sea en páginas web o en las plataformas de redes sociales.

Es decir ese es el tiempo medio de atención que prestamos a cada estímulo y que cada vez se reduce con mayor velocidad, ya que en el informe del año 2012, el tiempo que invertía cada usuario era de 12 segundos.

Ésta es la velocidad que estamos imprimiendo a nuestras vidas.

8 segundos de tu atención mental

Con éste límite de tiempo de atención mental es altamente improbable que seamos capaces de conectar con la calma interior reparadora y necesaria para nuestra salud física y mental.

Cuando sometemos a esta velocidad a nuestro cerebro sobre-estimulándolo con un input nuevo, no es de extrañar que después suframos las consecuencias a nivel físico y mental

Las consecuencias más frecuentes de esta hiper-activación son: falta de sueño, irritabilidad, baja capacidad de concentración, pérdida de memoria, un nivel de frustración mayor etc.

 

No sé si te reconoces en este patrón de comportamiento, pero eso no significa que no sea una realidad estadística.

Así que te planteo ahora unas preguntas y tú mismo valorarás tus respuestas:

  • ¿Cuánto hace que no te das tiempo a ver un amanecer o un atardecer con atención?
  • ¿Cuánto tiempo hace que no le dedicas tiempo de escucha activa a tu pareja, tu hijo, tus compañeros de trabajo?
  • ¿Cuánto tiempo hace que no te dedicas un tiempo para estar en silencio contigo misma sin hacer más que estar atenta?

Si no te han surgido las respuestas exactas es probable que te estés perdiendo momentos importantes de tu  vida y resulta que esos momentos no son recuperables.

Solo puedes vivirlos con atención mental en el momento en que se producen.

 

Esta vida que transcurre entre dispositivos electrónicos, coches, semáforos, redes sociales y completamente alejada de lo verdaderamente importante.

Si te ves reflejado en este perfil, te propongo que ahora si has llegado hasta aquí con tu lectura te regales  3 minutos de descanso y atención mental a tu respiración escuchando el siguiente video.

 

 

Si te sientes mejor al finalizar, compártelo con aquellos conocidos, amigos, o personas que creas que necesitan regalarse 3 minutos en el día.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 1.849 suscriptores

estrés y depresión efectos de inflamación del cerebro

La respiración y el sistema nervioso

La respiración y el sistema nervioso.

Están íntimamente ligados tanto es así que la alteración del ritmo respiratorio repercute para bien, “relajando” o para mal “hiper-activando” la parte de nuestro sistema nervioso autónomo.

Cuando se relaja se pone en funcionamiento la rama del “parasimpático” y por la contra cuando se hiper-activa toma el mando la rama del “simpático”.

Casi todos habréis oído alguna vez que tenemos que respirar profundamente, y también que la mayoría de las personas tenemos una respiración pobre, pero me gustaría empezar a aclarar estos términos.

¿Qué es una respiración pobre?

Es aquella que realizamos utilizando solo algunos músculos del sistema respiratorio, es decir generalmente una respiración realizada solo con la parte alta de la caja torácica sin movilizar el diafragma y poco profunda.

Una respiración superficial que nos aporta una mínima cantidad de oxígeno.

¿Qué repercusiones tiene el tipo de respiración en nuestro estado emocional?

No sé si lo sabréis o lo habréis vivido pero el modo en que respiramos tiene primero una consecuencia directa en nuestro estado emocional y viceversa, nuestro estado emocional altera nuestra forma de respirar.

Así que es sintomático que cuando te encuentras estresado, nervioso, ansioso la respiración se produzca con una mayor frecuencia y menor profundidad que lo habitual.

Es decir realizamos mayor número de ciclos respiratorios por minuto(inspiración/expulsión del aire), la respiración se vuelve agitada y se empobrece más aún de lo normal.

Esto genera un círculo vicioso, como estamos nerviosos respiramos más rápido y como respiramos más rápido nos generamos mayor nerviosismo y ansiedad.

 

También es importante conocer que nuestro cerebro que como órgano físico ocupa aproximadamente el 2% de nuestro cuerpo, para realizar de modo normal los procesos químicos necesita un 20% del oxígeno que respiramos.

Y eh aquí la paradoja, cuanto peor respiramos, menor cantidad de oxigeno disponible para nuestros circuitos cerebrales, y por lo tanto peor funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

cerebro y respiración

El impacto que nuestra respiración tiene en nuestras emociones es tan importante que me parece necesario abordar este tema con sucesivos post.

Posted in Beneficios del Yoga, Blog, Respiración, Teoría de Yoga and tagged , , , , , , , .

Victoria

Pasión por el bienestar de las personas en sus vidas y entornos laborales.
Formadora Experta en Técnicas de reducción de estrés y #Mindfulness.
Profesora de Yoga y Mindfulness
Autora del libro "Técnicas de reducción de estrés"-Ed.Bubok.es
Contacto: info@programadestres.com

Deja tu comentario, será siempre bienvenido