Simone Biles pierde el oro en barra- Rio 2016

Desarrollar la resilencia en los desempleados

Compártelo

 

Como algunos sabréis llevo bastantes años siendo formadora ocupacional tanto en formación continua para ocupados como en formación para desempleados a través de los planes de formación  y desde que empezó la crisis con mayor frecuencia me encuentro con la siguiente situación en los participantes desempleados.

1ª - Desesperanza sobre el futuro a medio y largo plazo

2ª - Falta de confianza en que la formación que están realizando les vaya a permitir insertarse nuevamente en el mercado laboral.

3ª - La autoestima por los suelos, incluso en aquellos que tienen en su trayectoria una formación de licenciaturas o muchos años de experiencia a sus espaldas.

Así que cuando empiezo una formación casi de modo obligado me siento en la situación de invitarlos a cambiar de actitud, porque si no creen que lo que hacen les va a ayudar en su empleabilidad, difícilmente prestarán atención y sacarán provecho de lo que les pueda enseñar.

Sus estados de ánimo son como losas enormes que están constantemente acompañándonos en la formación.

Así que creo que es imprescindible aportarles herramientas que les ayuden a desarrollar la resilencia porque al fin y al cabo hasta los más grandes tienen caídas y eso no les impide seguir su camino persistiendo. 

Me viene ahora el ejemplo de las recientes olimpiadas de "Río 2016" donde la gimnasta Simone Biles pierde su medalla de oro en barra por un fallo, pero eso no le impide ser una de las mejores gimnastas del mundo en el momento actual.

¿Qué hubiese sucedido si ella pensara que todo estaba perdido por ese fallo?

Al final consiguió 5 medallas - 4 de oro y una de bronce justamente por el fallo en ese ejercicio, pero lo más importante es que su última medalla de oro la consiguió en el ejercicio de suelo que fue después de haber fallado en el anterior. 

Pero además es destacable de esta joven de 19 años las particulares circunstancias personales que ha vivido:

 Nunca conoció a su padre, su madre sufría diversas adicciones y cuando Simone tenía tres años, ella y sus hermanos se fueron a vivir con su abuelo materno y su segunda mujer.

Estos acabaron adoptando legalmente a Simone, que hoy vive en una pequeña localidad cercana a Houston, Texas.

Comento el ejemplo de Simone por la actualidad de las noticias de las olimpiadas pero podría poner una enorme cantidad de ejemplos de personas anónimas que cada día se reponen de la adversidad y no por no ser famosas son menos importantes. 

Si eres desempleado y estás leyendo este artículo piensa que el trabajo mental que realices por descubrir lo mejor que hay en ti, será el que te llevará a conseguir lo que quieres. 

Ese es el poder de la resilencia, ser capaces de sobreponernos a los fracasos, y lo bueno es que todos en mayor o menor medida disponemos de esta capacidad. 

Y si crees que tu no la tienes, quiero que sepas que puedes desarrollarla, entrenarla como cualquier otra habilidad y capacidad humana de la cual dispones, un ejemplo de lo que digo sucedió en esta experiencia que impartí hace unos meses.

Aquí te dejo una frase que me parece muy interesante para la reflexión:

"No soy producto de mis circunstancias, soy producto de mis decisiones" de Stephen Covey.

 Y lo importante de esta afirmación es que, soy el responsable de mi vida, aún en los casos en que las circunstancias no sean las más propicias, debo decidir lo que quiero y trabajar en conseguirlo, nada es gratis en la vida, y nadie dijo que sea fácil pero es nuestra decisión y ¿sabes qué?

"Puedes hacerlo"

 

Publicado en Blog, Experiencias y anécdotas, inteligencia emocional, Reflexiones y etiquetado , , , , .

Victoria

Pasión por el bienestar de las personas en sus vidas y entornos laborales.
Formadora Experta en Técnicas de reducción de estrés y #Mindfulness.
Profesora de Yoga y Mindfulness
Autora del libro "Técnicas de reducción de estrés"-Editorial Bubok.es

Deja tu comentario, será siempre bienvenido