El yoga reduce la inflamación y fatiga en las mujeres supervivientes de cáncer de mama

Compártelo

Fantásticos los resultados de este estudio de los doctores de la The Ohio State Universit y , Columbus, OH. publicados en la revista  «Journal of Clinical Oncology» sobre los efectos del yoga en la reducción de inflamación y mejora de calidad de vida de mujeres que completaron el tratamiento de cancer de mama.

Las participantes del estudio, 200 mujeres, completaron todos los tratamientos contra el cáncer de mama antes del inicio del estudio y sólo se reclutó a novatas de yoga para este ensayo clínico aleatorio y controlado. Las participantes practicaron yoga en pequeños grupos dos veces por semana durante 12 semanas.

Todas las mujeres en el estudio completaron una serie de encuestas para evaluar su fatiga, nivel de energía, síntomas depresivos, calidad del sueño, actividad física y consumo de alimentos. También dieron muestras de sangre de referencia que los investigadores utilizan para medir los niveles de varias proteínas relacionadas con la inflamación.

Cada grupo de mujeres estaba compuesto entre 4 y 20 mujeres que practicaron yoga durante 12 semanas en sesiones de 90 minutos, 2 días por semana.

Inmediatamente después de la fase activa del ensayo, las mujeres en el grupo de yoga notaron, en promedio, una caída del 41 por ciento en la fatiga y una vitalidad un 12 por ciento más alta en comparación con el grupo que no practicó yoga.

El grupo de yoga informó también de mejoras significativas en el sueño en comparación con el grupo control. «El yoga tiene muchas cosas para ello:

Yoga para recuperación del tratamiento de cáncer de mama.

Yoga para recuperación en mujeres que superaron el cáncer de mama.

Meditación, respiración, estiramiento y fortalecimiento. Creemos que los componentes de respiración y meditación fueron muy importantes en relación a algunos de los cambios que vimos», subraya Kiecolt-Glaser.

A los seis meses del estudio, tres meses después de completar la intervención, los investigadores descubrieron que las medidas de salud en el grupo de yoga habían seguido mejorando en esa ventana de tiempo: la fatiga fue 57 por ciento menor y la inflamación fue entre un 13 y un 20 por ciento menos que el grupo que no hizo yoga.

Creo que no hay mayor satisfacción para los que practicamos y enseñamos yoga que noticias como éstas y que se difundan estos resultados para animar a todas las mujeres que puedan estar pasando por una situación semejante a consultar con sus médicos la posibilidad de practicar yoga para ayudar en su pronta recuperación.

Posted in Asanas o posturas, Beneficios del Yoga, Gestión del Cambio, Meditación, Respiración, Técnicas de Relajación, Técnicas de respiración, Yoga y Ciencia and tagged , , , , , .

Victoria

Pasión por el bienestar de las personas en sus vidas y entornos laborales.
Formadora Experta en Técnicas de reducción de estrés y #Mindfulness.
Profesora de Yoga y Mindfulness
Autora del libro "Técnicas de reducción de estrés"-Editorial Bubok.es

Deja tu comentario, será siempre bienvenido