personalidad-tipoA

La personalidad tipo A y el estrés

Es interesante observar como una personalidad determinada nos condiciona, y como el transcurso de la vida y nuestras actitudes a su vez cierran el círculo y refuerzan nuestra personalidad.

La personalidades tipo A,  son las más proclives al estrés y a otras afecciones fisiológicas.

En el siguiente cuadro puedes ver con más detalle algunas de las características de la personalidad tipo “A” 

características de la personalidad tipo A

La mayoría de las veces no son conscientes de sí mismas y su actitud ante la vida, como ya comenté antes, son de lucha y como todo el que lucha por supuesto lo que desea es vencer en la refriega.

Así se establece la regla de recompensa, es decir, el trabajo bien hecho merece el reconocimiento y premio a la labor.

Pero,

¿Qué pasa cuando la recompensa no llega; o cuando no es lo que la persona esperaba o necesitaba, o creía justo en función de su esfuerzo.

Es aquí donde comienzan los problemas y las frustraciones, y por lo tanto también la mayor afectación física y emocional del individuo.

Cuando el individuo perfeccionista por ejemplo, realiza un trabajo que considera impecable, aspira al reconocimiento y premio, pero la mayoría de las veces ese reconocimiento debido a su nivel de exigencia, no es lo que él se había imaginado o no llega a colmar sus aspiraciones, es entonces cuando un proceso negativo empieza a cambiar sus apreciaciones y actitudes.

Las actitudes que se suelen dar son varias, pero casi todas suelen ser recurrentes.

1.- Luchar aún más y mejor hasta conseguir que el reconocimiento se ajuste a sus expectativas.

2.- Desmoralizarse porque no se considera apreciado por los demás.

3.- Despreciar a los que no han sabido reconocer su esfuerzo y buen hacer.

4.- Auto inculparse porque lo ha dado todo, y al final siempre es igual, la valoración que buscan no llega y comenzar a bajar la autoestima.

5.- Esta baja autoestima, les lleva a re-evaluar su valoración de la realidad que viven y comienzan otra vez en la rueda.

Las personas con estas características, también son más propensas a padecer enfermedades coronarias, ya que no suelen ser capaces de gestionar adecuadamente su ira y su frustración.

En 1957, dos cardiólogos, Rosenman y Friedman, del hospital Monte Sinaí, en San Francisco, California, describieron un estilo de comportamiento que llamaron patrón de conducta tipo A, que constituye un factor de riesgo para la cardiopatía isquémica.

Estas personas tienen 2,5 veces más probabilidades de presentar angina de pecho o infarto de miocardio.

¿Se puede cambiar el tipo de personalidad en una persona adulta?

Según lo que se decía desde la psicología esto no era posible, pero hoy se sabe que no es del todo cierto.

Nuestro cerebro posee la capacidad de cambio y modificación tengamos la edad que tengamos, es lo que se denomina como “Neuroplasticidad

Hoy ya se reconoce desde la ciencia que nuestro cerebro tiene plasticidad, es decir cambia sus conexiones neuronales y genera neuronas diferentes en función de que aprendamos determinadas prácticas.

Una de esas prácticas es el Mindfulness, puedes ver aquí distintos artículos científicos sobre su aplicación para distintas patologías.

 

Publicado en Estrés Laboral, Estrés y Salud, Experiencias y anécdotas y etiquetado , , , , , .

Victoria

Pasión por el bienestar de las personas en sus vidas y entornos laborales.
Formadora Experta en Técnicas de reducción de estrés y #Mindfulness.
Profesora de Yoga y Mindfulness
Autora del libro "Técnicas de reducción de estrés"-Ed.Bubok.es
Contacto: info@programadestres.com

Deja tu comentario, será siempre bienvenido