pasajero-vacaciones

¿Porqué el estrés nos enferma en vacaciones?

No son pocos los que me comentan que el estrés les pasa factura en vacaciones, justo cuando están más relajados es cuando de repente afloran todas esas molestias o patologías corporales que durante el período de más estrés estaban aparcadas o no existían, así que dicen que no comprenden porqué ahora que tienen más tiempo y más relax es cuando de pronto se enferman.

Esta es una reacción natural del cuerpo. Durante el período de mayor intensidad de estrés es la propia adrenalina y cortisol  entre otras hormonas, las que nos mantienen a pleno rendimiento porque la función del estrés a nivel fisiológico es aportarnos energía para hacer frente a sucesos puntuales donde nuestra integridad física puede estar en peligro.

Pero ya es de sobra conocido que hoy en día pocas veces esa integridad física corre peligro, así que el estrés deja de cumplir su función fisiológica natural; siendo provocado por la valoración de los acontecimientos que hacemos cada uno de nosotros.

Bien, dicha valoración no es distinguida por nuestro cerebro y hace que el estrés nos aporte esa energía que necesitamos,  pero contrariamente a lo que es fisiológicamente saludable, seguimos manteniendo ese ritmo durante más tiempo del conveniente y es entonces, cuando paramos, paradójicamente cuando empezamos a darnos permiso y darle permiso al cuerpo para desacelerar y recomponerse dejando de producir la cantidad excesiva de hormonas del estrés.

Es entonces justo en vacaciones cuando se suele enfermar o recaer de aquellas patologías que estaban latentes.

Este debería ser uno de los signos más claros para indicarnos que el nivel de estrés que teníamos no es el adecuado y por lo tanto hacernos conscientes de que algo tenemos que cambiar.

En más de una ocasión comenté en esta web que el desgaste que sufre nuestro organismo por el estrés es importante y que el torrente de adrenalina, cortisol y otras hormonas que produce el estrés en mayor cantidad de lo habitual son como una bomba de relojería que en algún momento nos pasará factura.

Uno de los investigadores sobre los efectos del estrés Robert Sapolsky profesor de Neurología en Stanford y autor de “Porque las cebras no tienen úlceras”  dijo refiriéndose a los efectos del estrés en la salud:

“Lo que antes se pensaba que eran rutas que llevaban muy claramente al resultado de una enfermedad específica, ahora se vio que llevan a una amplia gama de diferentes resultados y diferentes enfermedades”

Así que si notas que cuando empiezas tus vacaciones de repente aparecen todos esos achaques o dolencias que parecían haber desaparecido ten presente que lo que puede estar pasando es la factura del estrés vivido previamente.

¿Estás listo para poner soluciones?

Si es así, estás en tu mejor momento para iniciar algunas de las prácticas que te ayuden a poner límite al estrés y darle a tu cuerpo y a tu mente un espacio para reponerse y no es sólo en vacaciones, sino que el trabajo es necesario que lo mantengas como una medida de prevención y generadora de bienestar y equilibrio durante todo el año.

Piensa que el estrés genera en nuestro cuerpo algo semejante a una olla a presión, y si no permites que vaya descargando esa presión de forma controlada, llegará a su nivel máximo y estallará.

El estrés cuando se cronifica es tremendamente perjudicial, ponle remedio.

enfoca tu mente en tus objeticos

Ruido, mucho ruido a tu alrededor

Ruido no solo a nivel sonoro sino también a nivel mental que estamos cada día soportando o incluso fomentando.

Cuando digo ruido no solo me refiero al sonoro, sino a cualquier actividad que surja para evitar cumplir nuestra agenda.

El otro día me comentaba un alumno que muchas veces no tenía tiempo para practicar porque justo a la hora de ponerse a hacerlo surgía algún imprevisto (visitas, ruidos en casa, requerimientos familiares, etc) así que es importante descubrir varias cosas en nuestra práctica de mindfulness  o cualquier otra actividad que quieras realizar, ya sea en tu vida personal o tu vida profesional.

ruido

 

Siempre habrá ruido a tu alrededor, sólo tú puedes enfocar tus antenas para tomar tu espacio de tiempo personal.

Muchas veces además nuestra propia mente creará el ruido suficiente como para auto sabotear nuestra práctica de atención mental.

Otras tantas seremos nosotros mismos los que buscaremos y nos enredaremos en el ruido para así tener una auto justificación a nuestra  falta de disciplina.

Así que lo importante es que nos hagamos esta pregunta para determinar cual será nuestra actitud y nuestra respuesta al ruido.

¿Qué es importante para mi en este momento?

¿Cuál es mi objetivo principal?

¿Qué necesito realmente y qué quiero conseguir?

Cuando tengamos claras nuestras respuestas, el ruido ya no será importante porque tendremos la determinación suficiente de a que vamos a dedicar nuestro tiempo ahora y a que no vamos a prestar atención en este momento.

La práctica de mindfulness consiste en estar presente de una manera intencionada sin enjuiciar ni rechazar nada, pero eso no es óbice para que atendamos a todas las solicitudes de nuestro entorno, sino mas bien al contrario, las distracciones que surgen las observamos pero volvemos a nuestro centro tantas veces como cada distracción nos aparta de nuestro punto de observación.

Con la práctica constante cada vez se adquiere mayor habilidad y facilidad para determinar a que queremos atender en éste momento, evitando así las distracciones que siempre nos encontraremos en nuestro camino.

Así que me gustaría ahora hacerte esta pregunta, o que te la hagas a ti mismo:

¿A cuánto ruido  le prestas tu atención a diario impidiendo que te centres en lo que realmente tienes intención de conseguir?

dardos en movimiento

¿Hacia dónde diriges tus dardos?

Me encantará recibir vuestros comentarios y respuestas a algunas de éstas preguntas.

 

Imagen libre de Simon James –https://www.flickr.com – y Dardos en movimiento – pixabay

Libre es aquel que sabe desprenderse de sus apegos

¿Es posible cambiar?

Muchas veces hemos oído la pregunta famosa ¿Es posible cambiar?  y casi siempre se dice que es muy difícil o casi imposible, pero en realidad el error no está en la respuesta sino en dicha pregunta.

La pregunta que debemos hacernos es:
¿Queremos cambiar?

Si la respuesta a esta es SI, entonces, sí es posible; de lo contrario no lo será.

No cambia todo el mundo sus actitudes y forma de comportarse, no cambian sus emociones ante los acontecimientos diarios, ante sus círculos, casi siempre cuando hablamos de cambio nos referimos a los otros, a las circunstancias, a los acontecimientos.

Para que lo externo cambie debemos cambiar nosotros.

Uno puede optar por luchar por cambiar todo aquello que no le gusta y enfrascarse en una lucha agotadora e inútil durante toda su vida y seguro que nunca estará a su gusto.

Pero si queremos de verdad  que algo se mueva, debemos movernos por dentro.

Seguro que muchas veces pensaste que tus emociones no las puedes cambiar porque ellas son las que te hacen ser quien eres, pero este es un grave error.

Por poner un ejemplo que clarifique este concepto:

Si eres una persona controladora la auto justificación para no cambiar más probable es: !Si no lo controlo yo ésto sería un caos¡ y con ésta auto afirmación lo que estás es limitando la posibilidad de desarrollo de los que te rodean y también la tuya, ya que cuando otros hacen el trabajo es probable que puedan aportarte otra forma de hacerlo y así permitirte también a ti crecer.

Casi siempre los que tienen una tendencia al control, desean consciente o inconscientemente controlarlo todo, y todo es todo, lo que se debe hacer, pensar, sentir, como deben comportarse los demás, como deben considerarnos y un largo etc; pero no se dan cuenta que en muchísimas ocasiones su afán de control es lo que impide que los demás ejerzan sus obligaciones o hagan las cosas que desearían hacer,  porque o bien no desean enfrentarse constantemente al controlador/a o bien adoptan la actitud !Si lo haces tú, para qué lo voy a hacer yo¡

En la filosofía del yoga se denomina a la realidad “Maya“, y maya es una ilusión constantemente cambiante porque está creada por nosotros mismos. La realidad no es un absoluto sino aquello que nuestra mente va configurando y debido justamente a esa constante creación de la realidad es por lo que es posible el cambio.

Si mi realidad no es más que un espejo donde se plasman todos mis anhelos, inquietudes, preocupaciones, emociones y demás, el problema no está en el espejo, sino en los ojos que lo miran, y esos ojos son los nuestros.

Concepto de realidad

Concepto de realidad

“No podemos elegir lo que somos, pero podemos tener ganas de mejorar.”
Esta aspiración dará sentido a nuestra vida.
Pero sólo con desearlo no bastará:
“Tendremos que ponernos manos a la obra.”

La semilla de nuestro cambio la llevamos dentro, y como toda semilla tiene todo el potencial necesario para desarrollarse, madurar, crecer y difundirse, pero también como cualquier semilla necesita ser plantada, regada, alimentada y cuidada.

Nosotros somos la semilla de nosotros mismos, y en función del cuidado y esmero que pongamos en nuestra semilla conseguiremos cambiar aquellas cosas que nos propongamos.

Así que como el movimiento se demuestra andando:

“Tanto si crees que puedes como si crees que NO en ambos casos tendrás razón”.

Posiblemente después de decidir que quieres cambiar te surja la pregunta

¿Cómo lo hago?

Seguro que si buscas encontrarás multitud de propuestas y tú decidirás cuál es la que mejor se adapta a tu personalidad, gustos, carácter o preferencia.

La que a mi me ha resultado es la práctica del autoconocimiento y desarrollo personal a través del yoga y del Mindfulness, porque como se dice en el entorno empresarial,

“Lo que no se conoce y no se mide no se puede evaluar”

y los resultados del yoga y del  mindfulness son conocidos y evaluados en múltiples campos, pero insisto es una elección personal y como dice un viejo refrán

“Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro” así que adelante, si es tu momento, si estás preparado encontrarás el punto de apoyo para despegar.

Si deseas comentar o preguntar sobre este tema no dudes en contactar conmigo, estaré encantada en ayudarte en lo que pueda, puedes contactar por mail o a través de este formulario

La historia del leñador

Había un cuento sobre un leñador, que cada día se dedicaba a salir al bosque a cortar árboles , pero cada día que pasaba le costaba mucho más esfuerzo el mismo trabajo, por lo que casi desfallecido recurre al anciano de su pueblo y le explica lo que le pasaba.

Entonces el anciano le preguntó, ¿Has parado alguna vez para afilar tu hacha?

¿Afilar? No he tenido tiempo para afilar.

“He estado demasiado ocupado talando árboles”.

Fue en ese momento que el leñador descubrió que también dentro de su trabajo necesitaba un tiempo para cuidar su herramienta, de lo contrario su esfuerzo sería el doble y su rendimiento la mitad.

Las 3 herramientas: cuerpo, mente y respiración

Tus herramientas son tu cuerpo, tu mente y tu respiración

De eso se trata dentro de las organizaciones, debemos dar tiempo a los trabajadores para que carguen sus baterías y así su trabajo no sea tan improductivo y costoso.

De nada vale trabajar sin las herramientas adecuadas y con el debido ajuste.

Nuestro cuerpo,  nuestra mente y nuestra respiración son nuestras  herramientas, y no podemos hacer que funcionen bien si no les dedicamos un tiempo para ponerlas a punto.

Este es un buen momento para poner a punto tus herramientas, no esperes a estar exhausto para hacerlo, porque entonces habrás gastado demasiada energía y recuperarlas será aún más costoso.

Es una decisión personal, no lo olvides. ¡Tu decides!

el círculo del 99 - cuento para pensar programadestres

Cuentos para pensar, el círculo del 99

A menudo suelo leer cuentos de la tradición y la filosofía de distintas culturas que resumen aunque sean muy antiguos aquellas situaciones a las que nos seguimos enfrentando a diario y a los dilemas que todos tenemos en uno u otro momento de nuestra vida.

Por eso aquí comparto uno que me parece muy interesante para hacernos reflexionar:

El círculo del 99

Aquí un breve extracto :

¿Por qué ese hombre es feliz?

Ah, majestad, lo que sucede es que él está fuera del círculo. ¿Fuera del círculo? Así es. ¿y eso le hace feliz? No, señor. Eso es lo que no le hace infeliz.

A ver si entiendo. ¿Estar en el círculo te hace infeliz?

Así es. Y él no está. Así es. ¿Y cómo ha salido? Nunca ha entrado.

¿Qué círculo es ése? El círculo del noventa y nueve.

Realmente, no entiendo nada. Sólo podrías entender si me dejaras mostrártelo con hechos. ¿Cómo? Dejando que tu paje entre en el círculo.

Sí, obliguémosle a entrar. No majestad. Nadie puede obligar a nadie a entrar en el círculo. Entonces habrá que engañarle.

¿Pero él no se dará cuenta de que eso significa convertirse en una persona infeliz?

Sí se dará cuenta. Entonces no entrará. No lo podrá evitar.

¿Dices que se dará cuenta de la infelicidad que le causará entrar en ese ridículo círculo y aun así, entrará en él y no podrá salir?

Así es, majestad.

¿Estás dispuesto a perder un excelente sirviente para poder entender la estructura del círculo?

Sí.

Con frecuencia en las clases de #mindfulness y #GestiónDeEstrés surge el tema de lo mucho que nos consume aquello que no tenemos y el poco valor que le damos a lo mucho que sí poseemos y que perdemos de vista.

Así que les propongo a los participantes un juego y es el siguiente:

Piensa en 2 cosas que no tienes y que ansías tener.

Ahora piensa en 4 cosas que sí tienes y tienen valor para tí. 

El resultado es siempre el mismo tenemos mucho más de lo que nos damos cuenta, y sólo lo vemos cuando alguien nos hace pensar en ello.

Así que si te apetece ponlo en práctica y verás cuanto tienes para disfrutar, que no te angustie lo que falta ya que siempre aún siendo el más rico del mundo te faltará algo y no por ello tienes que centrar tu atención mental en ello sino ver lo que tienes y disfrutarlo.

 

 

estrés de directivos

Solo el 15% del tiempo de CEOs y Directivos es rentable para la empresa

La semana pasada asistí a un “afterwork” en el Círculo de Empresarios de Vigo, donde el ponente Alberto Fernández Varela daba algunos datos sobre la gestión y la productividad que teníamos en España sobre la gestión de los directivos (CEOs, y Directores Comerciales) que me llamaron muchísimo la atención y que según  Alberto había recabado aplicando el sistema “Lidership Management”, desde el año 94 por estar certificado en el uso de su metodología.

Pues bien os detallo:

Solo el 15% del tiempo diario que dedican estos directivos es realmente productivo a la empresa (entendiendo por productividad aquellas acciones que efectivamente le aportan ingresos a la misma)

Además de media un directivo español pasa 52 horas a la semana en su empresa o trabajando, ahí es nada.

Pues la pregunta que cae de cajón es

¿Para qué dedicar y sacrificar tantas horas y tiempo personal si sólo es rentable un 15% de dicho tiempo?

Otra pregunta fácil; ¿Por qué sucede esto?

Y aquí algunas de las causas más frecuentes:

  • Bajo reconocimiento de la improductividad propia.
  • Carencia de metas bien definidas.
  • Carencia de planificación
  • Actitud reactiva (apaga fuegos)
  • Hábitos improductivos,
  • Estrés.
  • Dispersión mental.
  • esmotivación.
  • Reunión no planificada o infinita

Y ahora algunas recetas que se daban:

  • Planificar
  • Priorizar
  • Proteger (impedir que se cambie siempre la planificación)
  • Gestión Proactiva a cambio de la gestión Reactiva
  • Urgencias –>Inercias (no decimos No Nunca)
  • Gestión consciente y racional orientada a resultados

Eso va directamente a la cuenta de resultados.

¿Cómo se puede gestionar el cambio?

Según Alberto si el CEO no se compromete consigo mismo es inútil cualquier intención de cambio en su organización, porque no nos confundamos, todo cambio viene siempre desde dentro y si no parte del directivo, difícilmente puede cambiar el resto de la organización, ni tampoco el CEO puede atribuir el bajo rendimiento al resto del equipo o de la organización (aunque se suele hacer)

La propuesta que desde “Programa Destres” hacemos a los directivos es:

Crea un hábito diferente.

Y ¿Cómo es posible crear este nuevo hábito?

Pues a través de la práctica de Mindfulness ya que esta práctica te permite enfocar tu mente y ver con claridad todo lo que en ella pasa, sin enjuiciamientos que la perturben, sin dispersión mental y propiciando una visión más clara de la realidad tal cual es, ampliando tu capacidad de decisión y valoración de los hechos, generando una forma de pensar distinta.

Y éstos son los resultados que ya muchísimos ejecutivos están descubriendo:

Resultados de los participantes en programa de Gestión de estrés con Mindfulness

Resultados de los participantes en programa de Gestión de estrés con Mindfulness

 

Duro pero cierto, ahí os dejo estos datos para la reflexión.

Hacía tiempo que no asistía a una charla tan clara y directa a la diana.

¡Bravo Alberto!

los 5 minutos que te haran florecer- programadestres

5 minutos para el bienestar

Seguro que te  suena la canción de Víctor Jara “Te recuerdo Amanda”

“…Son cinco minutos, la vida es eterna..” 

“…Los  cinco minutos te hacen florecer…”

Y os preguntaréis a que viene esto y os lo explico con una propuesta para el bienestar:

“Date 5 minutos al día de meditación durante al menos 2 semanas  y esos 5 minutos te harán florecer”

 

los 5 minutos que te haran florecer- programadestres

No haré mención en este post sobre los beneficios que la meditación puede aportar a la salud descubiertos cada vez con mayor frecuencia por los estudios científicos, para ello os emplazo a visitar el link.

No, hoy   quiero hacer referencia a los cambios sustanciales que se producen en la forma de afrontar la vida y los acontecimientos diarios, al cambio de sensaciones que tienes cuando descubres la cantidad de ruido que puebla nuestra mente y que nos impide oír los sonidos importantes.

Podría seguir contándote las bondades y transformaciones en el carácter que la práctica de meditación te va a reportar pero de nada valen mis experiencias, sólo tú puedes percibirlos cuando la practicas.

En fin sólo escuchando el silencio te puedes dar cuenta de la cantidad de ruido que tienes y que consigue hacerte cada vez más sordo.

Tú decides, espero que este deseo no se quede sólo en propósito sino que se transforme en acción.

 

gracias por elegir programadestres

Generando entornos de trabajo saludables

No existe mayor beneficio para las personas y para las empresas en las que trabajan en ella que sentir que están siendo valorados por su trabajo.

Y partiendo de esta premisa puedo contaros que para mí no existe mayor satisfacción que sentir que mi trabajo les está valiendo a las personas que participan en mis formaciones porque ésto es lo que le da sentido.

Así que creo que es de justicia también reconocer la generosidad de los participantes cuando me dan sus opiniones sobre como están notando los beneficios de la práctica incluso ya desde el primer día.

Así lo han hecho los participantes en esta formación del Grupo Femxa a los cuales agradezco profundamente el haber compartido su buena disposición y actitud durante esta formación que hoy finalizamos.

Gracias ha sido un placer para mi generar esta buena energía colectiva.

“Y tan buena ha sido la experiencia que está ya confirmada la segunda edición en este mes de diciembre. “