Postura del niño Krisna

Dentro de las asanas o posturas de relajación hay muchas variantes, pero te explicaré una que además de ser una gozada, los alumnos le tienen un cariño especial, no se si es porque se practica con poca frecuencia y eso es lo que la hace más especial todavía.

Postura del niño Krisna

Esta es una postura estupenda de relajación, que además es muy indicada también para las embarazadas.

Te tumbas boca abajo, flexionas tu pierna derecha dejando que la rodilla se apoye lateralmente y a la altura de la cadera aproximadamente, dejando la izquierda extendida, el brazo derecho también flexionado y el izquierdo o bien debajo de la mejilla como en la imagen o extendido al lado del tronco apoyado en el suelo y con la palma de la mano hacia el techo.

Todo el tronco queda ligeramente elevado lateralmente y apoyado más sobre el lado izquierdo que sobre el derecho, tu mejilla izquierda se apoya sobre el suelo.

Si nunca la haz realizado pruébala, y comprueba por ti misma lo cómoda que es.

Hoy, aquí y ahora – momento presente, momento maravilloso

He leído el libro “Hoy, Aquí y Ahora” del Psicólogo Bernabé Tierno, y el secreto para conseguir estar a gusto con nosotros y disfrutar de la vida, es estar plenamente conscientes, que es uno de los pilares del yoga “La meditacion”.
Es vivir el momento presente, eso que casi nunca conseguimos hacer ya que nuestra mente siempre está saltando entre el pasado, el presente y el futuro.

Por eso necesitamos parar, necesitamos tomarnos un tiempo para nosotros. Si analizas tu vida diaria verás que tienes tiempo para el trabajo, tu familia, las cosas de casa, los amigos etc.

Pero ¿cuándo tienes tiempo para ti mismo?

Te aseguro que si no te lo tomas como algo necesario nunca lo tendrás, así que inténtalo y serás capaz de disfrutar realmente de todo lo que te rodea y que la mayoría de las veces solo lo sobrevives sin disfrutarlo.

La Relajación es un aprendizaje.

Sabes, es curioso pero casi nunca me había planteado antes de empezar a practicar yoga, que la relajación es una técnica que debemos aprender.

Pero el aprendizaje no es sólo un trabajo intelectual, sino que es un trabajo nuevo, el de aprender a comunicarte con tu cuerpo y con tu mente. Es decir por curioso que te parezca aprender a relajarte como todo aprendizaje, requiere un tiempo de práctica.

Sigue leyendo

Yoga y sistema inmunológico

Quizás te resulte curiosa esta asociación pero existe.

El sistema inmunológico está totalmente interrelacionado con el sistema nervioso central, y como tal cuando situaciones emocionales fuertes nos afectan, el sistema inmunológico reacciona o bien, decayendo o bien exacerbándose.

Y en este apartado es donde entra en juego el Yoga para reforzar el sistema inmunológico, y es que cuando practicas yoga no solo estás practicando un ejercicio físico sino que también estás realizando un trabajo mental.

Sigue leyendo

El bienestar después de savásana

Como comentaba en la descripción de savásana es curioso los efectos que se producen, cuando terminas la relajación es común que el profesor pregunte a sus alumnos que tal están, y aquí comienza la anécdota.

En nuestro centro de yoga un día vino a practicar un deportista paralímpico de élite, Chano Rodríguez, con múltiples medallas de oro olímpico y que muchas veces nuestro maestro Mádhana ha ayudado en sus entrenamientos.

Pues durante la clase él hizo las asanas modificadas a sus condiciones y los demás hicimos lo mismo.

Cuando acabó la clase y al finalizar la relajación Mádhana como de costumbre preguntó que tal estábamos y Chano contestó: Mádhana creo que toda la clase debía ser savásana; porque de verdad estaba tan bien que no quería que terminase.

Pues ese es el efecto de savásana cuando la disfrutas, cuando se acaba, estás tan bien, que deseas que no se acabe nunca.

si quieres cambiar el mundo cambiate a ti mismo

Ansiedad y Depresión, como puede ayudarte el Yoga (I)

Por supuesto que el yoga te puede ayudar con los problemas de ansiedad y depresión y te remito a un artículo publicado en la revista Diario Médico.com

Pero sobre todo te contaré algún caso de alumnos y alumnas que he tenido, y que han sido y son el reflejo viviente de lo que te pueden ayudar las técnicas del yoga.
Empezaré contando la vivencia de una alumna que tenía problemas de ansiedad y estaba con un tratamiento suave recomendado por su médico.

Un día me preguntó después de haberle enseñado algunos ejercicios de respiración, si podía hacerlos ella en su casa, ya que aunque tenía poca medicación y que el médico le había dicho que en poco tiempo podría comenzar a reducir la dosis, a veces se sentía muy agobiada, y notaba que después de haber practicado en clase ejercicios concretos se sentía mejor.

Así que le recomendé que hiciera aunque sólo fueran 5 minutos por la mañana y 5 por la noche la respiración abdominal tomando consciencia de un ritmo que para ella fuera adecuado, y que si era constante en breve podría comenzar a notar los efectos positivos.

Cuando otro día la volví a ver, ya que para entonces ya no estaba como alumna mía sino en otra clase, me llamó y me dijo con una cara sonriente, sabes lo de practicar la respiración me fue fenomenal, cada vez que lo hago me siento más cómoda y cada vez mi ritmo es mas suave, y desde luego, siento que estoy mucho más serena.

Así que después de darle la enhorabuena, sobre todo por su constancia, cosa que es fundamental en la práctica, porque eso le ayudó con su problema y me pareció algo maravilloso haberla ayudado a descubrir un recurso que siempre estará a su disposición y que tantos beneficios le aportará si es constante y continúa con sus prácticas diarias.