Saltar al contenido
Inicio » Blog » Estrés y Salud » El poder de tu respiración para calmarte

El poder de tu respiración para calmarte

  • por
respiración para la calma

El poder de tu respiración para producir bienestar es infinito, tanto que existen multitud de libros que puedes leer para conocer hasta dónde tu respiración incide en el equilibrio de tu sistema nervioso y de tu equilibrio emocional.

Ahora bien, lo que la hace tan poderosa a tu respiración es la práctica que realices todos los días de forma constante y controlando los ritmos.

Dentro de la práctica de respiración hay muchos métodos y es importante no querer avanzar a prisa, sino con constancia para propiciar una evolución que pueda asentarse en tu propio ritmo.

Respirar todos los días durante 10 minutos por la mañana o por la noche cambiará radicalmente tu estado de estrés o ansiedad.

Se trata de que busques el espacio y el lugar más adecuado para tí.

Por ejemplo, si tu bioritmo es de madrugrador, puedes realizar la práctica antes de iniciar tu trabajo.

En cambio si eres más de ritmo lento, quizás sea más fácil para ti hacerlo por la tarde noche, y así también favorecer una mejor calidad de sueño.

¿Qué te recomiendo para empezar?

Pues lo que recomiendo a todos mis alumnos es esto.

Empieza con una postura a ser posible tumbado en un espacio silencioso, y solo deja que tu cuerpo respire con su propio ritmo.

Observa y cuenta

¿Cuántos segundos dura tu inspiración y tu espiración?

A partir de esta observación, si lo que buscas es bajar la intensidad de tu sistema nervioso y producir un estado de calma, procura realizar la expulsión del aire más lenta que la inspiracion.

Deja que ese ritmo más calmado se asiente en tu cuerpo, observando la expulsión del aire y centrándote en hacerla lenta y cómoda.

Moviliza los músculos del abdomen al principio y después ve ampliando también los músculos de toda la caja torácica.

Puedes incluso ayudarte a identificar el movimiento de tu cuerpo colocando las manos encima de tu abdomen y sintiendo cómo el aire al inspirar eleva esa zona de tu cuerpo y al espirar la hace descender suavemente.

Busca conectar tu atención mental a ese ritmo suave y calmado.

Date tiempo.

Sabes, entrenar la respiración para calmarte es un trabajo diario, no busques calmarte en la primera práctica, porque puedes producir el efecto contrario.

¿Qué ritmo te puede resultar calmante?

Después de haber observado el tiempo de tu inspiración y la expulsión del aire, sería conveniente entrenar en un ritmo de 4 segundos para inspirar y 4 segundos para exhalar.

Respiración de 4 segundos.

Puedes entrenar a través de este audio si lo deseas y si lo haces te agradeceré que dejes tu comentario sobre la experiencia.

Espero que lo disfrutes y si quieres puedes consultar cualquier duda, estaré encantada de responderte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Victoria Ambrós.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad