Inicio » Blog » Blog » Teletrabajo y estrés ¿Cómo está afectando esta situación a tu salud?

Teletrabajo y estrés ¿Cómo está afectando esta situación a tu salud?

teletrabajo y estrés

El teletrabajo y el estrés pueden ser compañeros incómodos.

¿Cómo está afectando esta situación a la salud?

Voy a explicar lo que muchos trabajadores que están en estas circunstancias me van contando.

Desde el confinamiento del Covid-19, aunque no estábamos preparados a nivel de digitalización lo que se ha hecho en muchas empresas e instituciones ha sido trasladar el trabajo a la casa de los trabajadores.

Sin medios específicos, ni la organización, ni la cultura de teletrabajo.

En condiciones laborales poco favorables.

Personas que estaban a tiempo parcial, en teletrabajo realizan todo el tiempo del mundo por el miedo a perder su trabajo.

Personas que estaban con contratos temporales y que no han pasado al ERTE, también están trabajando más horas de las que deberían.

Hoy me contaba una trabajadora de una institución pública, que muchos, aún continúan en teletrabajo, lo están haciendo con sus propios ordenadores, sus teléfonos particulares, etc.

Bien, hasta ahí el déficit de medios.

Ahora hablando del espacio, en la mayoría de los hogares no se dispone de espacio para separar el trabajo de la vida cotidiana.

Cuando los hijos están sin colegios, teletrabajar y tener interrupciones de los niños y de los no niños es una circunstancia cotidiana

En estas circunstancias la persona se va sobrecargando por la dilatación del tiempo de trabajo y porque con las interrupciones frecuentes, la atención mental se va debilitando y necesitan más tiempo para hacer la tarea que antes hacían más rápido.

En relación al ambiente, estamos sobrecargados de noticias y sobreinformación que estimulan constantemente la emoción miedo.

Esta emoción que nos excita cada vez más y que va incrementando el nivel de agresividad, de defensa, de falta de escucha hacia los demás y de empatía.

En fin, todo el escenario ahora mismo es favorecedor para incrementar el estrés, la ansiedad, la depresión, y todas las alteraciones fisiológicas asociadas a esta tensión emocional.

Dicho lo cual, tenemos que propiciar prácticas que nos ayuden a bajar esa intensidad.

Por tu salud, por tu ambiente familiar y por tu ambiente laboral.

Te invito a realizar esta práctica de respiración guiada para generar calma a nivel mental.

También te facilito esta otra opción que es una práctica de relajación guiada.

Recuerda que no necesariamente será efectiva en la primer práctica, aunque si repites esta práctica durante varios días seguidos, si sentirás el cambio.

Espero que la disfrutes y si quieres, te agradeceré que compartas tu sensaciones después de las prácticas a través de los comentarios.

Deja tu comentario, será siempre bienvenido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.