te prometo la felicidad

¡Te prometo la felicidad!

No lo hago y espero no hacerlo nunca cuando hablo de mindfulness con un alumno/cliente.

Es probable que estés escuchando o leyendo multitud de mensajes sobre los beneficios del Mindfulness .

En este momento álgido de propuestas algunas veces orientadas en estilo de compra/venta rápida pueden llevarte a pensar que estás ante la panacea universal

Mindfulness

"El nuevo santo Grial" que resolverá todos tus problemas vitales, laborales, de pareja, de sobrepeso, de estrés por no mencionar muchas otras propuestas de adicciones, etc.

 

Debe ser que existe una práctica que yo desconozco que puede cambiar toda tu vida y tu mente de un plumazo.

Mindfulness es una práctica que necesita tiempo de aprendizaje y práctica para que se noten los beneficios.

Los milagros son una fantasía que nos proponen todos los días y que no hacen más que llenar de frustración a quienes los compran.

En realidad si quieres que algo cambie en tu vida, tienes que dedicarle tiempo, paciencia y constancia.

Todos esos conceptos que ya suenan muy raros y si acaso pasados de moda.

Por favor tómate el tiempo que necesites para decidir si quieres que algo cambie y después ponte a trabajar en ese cambio con seriedad.

Ahí si que la práctica te ayudará enormemente y los beneficios son muchísimos.

Muchas personas me dicen que así no voy a conseguir nunca que las personas o las empresas seleccionen mi propuesta ni mis formaciones.

Tienes que vender ilusión y rapidez para que te compren.

Pues resulta que esa dinámica es precisamente la que nos lleva a necesitar cada vez más practicar mindfulness y a parar esa aceleración y dispersión mental constante.

La aceleración solo tiene una consecuencia a nivel mental y es generar ansiedad y estrés cuando es mantenida en el tiempo y de forma crónica.

Por mi actividad me encuentro constantemente con esos resultados y lo más importante:

Me encuentro con personas que tienen un profundo sufrimiento a nivel emocional y en muchos casos muchas alteraciones orgánicas como efectos de ese estrés crónico.

Digan lo que te digan, no sueñes con milagros ni con soluciones rápidas.

La práctica de mindfulness genera hábitos diferentes y para hacerlo, necesita repetición, constancia y tiempo.

Como dijo en una ocasión el Dr. Kabat-Zinn

“Puedes hallarte en el umbral de un cambio trascendental, tan sutil y tan profundo que acabe transformando tu vida entera.”

Y si te interesa conocer más acerca de mi trabajo también puedes verlo aquí

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Únete a otros 1.907 suscriptores

Posted in Blog and tagged , , .

Pasión por el bienestar de las personas en sus vidas y entornos laborales.
Formadora Experta en Técnicas de reducción de estrés y #Mindfulness.
Profesora de Yoga y Mindfulness
Autora del libro "Técnicas de reducción de estrés"-Editorial Bubok.es

Deja tu comentario, será siempre bienvenido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.