A veces la vida no es como la pensaste

A veces la vida no es como la pensaste y no sabes muy bien por qué no haces nada para acercarte a ella.

Muchas veces la vida no se desarrolla tal y como la deseamos y se producen grandes resistencias y rechazos que hacen que nos sintamos mal y aún así no hacemos nada para cambiar las situaciones.

se siente atrapado por la telaraña de la vida

Y muchas veces ni siquiera nos damos cuenta de este estado de letargo e inmovilidad

 

Cuando empiezas a practicar mindfulness es posible que todo eso brote a la luz de tu conciencia y te permita decidir sin juicios ni reproches lo que de verdad necesitas para tu equilibrio emocional y vital.

la cabeza no da para más

No es la primera vez que los participantes de los cursos de Mindfulness cambian de rumbo a nivel vital  al finalizar la formación o durante el trascurso de la misma.

 

¡Ni siquiera ellos mismos se dan cuenta de hasta dónde la toma de consciencia que propicia esta práctica les ayuda a decidir realizar esos cambios que su vida está pidiéndoles a gritos! 

 

Hoy precisamente me enteré que una de las participantes del último curso de Mindfulness,  que estaba pasando un mal momento en su vida y se debatía entre permanecer tal y como estaba o realizar un cambio radical,  ha tomado las riendas de esa situación que le estaba produciendo un gran conflicto emocional y un nivel de estrés elevado.

Y según sus palabras el haber aprendido a practicar mindfulness le está ayudando para superar los momentos de emociones encontradas que está viviendo y que indudablemente le producen incomodidad y miedo a esta nueva etapa que está iniciando. 

Me alegro por todas aquellas personas que a través del contacto con esta práctica, se permiten conectar con lo que realmente necesitan en sus vidas ya sea a nivel personal o profesional. 

Aunque a veces nos lleve a no poder seguir viéndonos tanto como quisiéramos. 

Como decía Heráclito

"Nadie puede bañarse 2 veces en el mismo río"

la vida siempre cambia

Lo único permanente es el cambio.

No hay nada que no cambie, constantemente, momento a momento

La práctica de mindfulness te ayuda a darte cuenta de este devenir constante y también a no pelearte con la vida para evitar que las circunstancias y tú encontréis vuestro sitio.

¡Espero encontrarte en este camino siempre cambiante de la vida si así procede!

Próximos Cursos Programados

aqui y ahora

La paciencia como la podemos desarrollar

El otro día estaba impartiendo el Curso Mindfulness y una participante me preguntaba como podía incrementar la paciencia ya que era algo que a ella le preocupaba y para hacerlo nada mejor que la práctica de meditación en atención consciente.

Una de las propuestas de la atención plena es lo que se denomina práctica informal.

La práctica informal que os propongo esta semana es la observación de un hábito cotidiano, por ejemplo el aseo personal, o como nos comportamos durante el desayuno.

Yo les comentaba que cuando inicié mi práctica, me planteé observar mis movimientos y actividades durante el desayuno, y esta observación me sirvió para descubrir que cumplía todos los días una rutina de movimientos que nunca había observado.

Es decir siempre antes de sentarme a desayunar hacía el mismo recorrido en la cocina cogiendo todo lo que necesitaba antes de sentarme, y mientras no lo hacía, no me sentaba.

Esta observación me llevó a pensar en la cantidad de rutinas que al cabo del día tenía establecidas y de las cuales no era consciente.

rutinas de pensamiento

Las rutinas generan hábitos de pensamiento.

Pues bien sólo a través de la atención plena pude averiguarlo y cambiar algunas de ellas de modo consciente y cuando lo hice también me di cuenta que me sentía extraña, como si no estuviese todo bien, como si hubiese algo que se me escapaba y eso me hacía no sentirme del todo cómoda.

Esta sensación de incomodidad inicial me permitió ser mucho más observadora, para saber que era lo que estaba sucediendo y no era otra cosa que haber cambiado el piloto automático con el cual funcionaba en muchas ocasiones y alterar el orden en que realizaba algunos hábitos cotidianos.

Las rutinas de movimientos también genera rutinas de pensamiento, y cuando se intentan cambiar esto necesita un cambio consciente ya que nuestro cerebro se ha habituado a no ver nada nuevo aunque esté sucediendo, y por lo tanto nos lleva a disminuir nuestra capacidad de observación y de acción.

No hace falta nada especial ni ir a ningún sitio para entrenar nuestra Atención Plena.

Todo lo que hay en nosotros o a nuestro alrededor es una buena oportunidad para confirmar el grado de conciencia del momento presente en el que vivimos.

aqui y ahora

El momento presente, momento maravilloso.

Hay que recordar que siempre que queramos recuperar un estado de Atención Plena, podemos apoyarnos en la “Respiración consciente”

Cuando repetimos esta atención consciente estamos desarrollando además de la presencia en el aquí y el ahora, la concentración y la paciencia.

Resumiendo, al cabo del día realizamos infinidad de acciones inconscientemente y esto que en muchas ocasiones es beneficioso porque nos ahorra tiempo y energía, cuando se convierte en una rutina de comportamiento nos aleja del momento presente, y nos va reduciendo la capacidad de apreciación de circunstancias nuevas, de paisajes y personas distintas, de emociones distintas y también crea una adicción al automatismo generando un ritmo bastante frenético porque como todo ya es conocido, necesitamos más cosas y más rápidas cada vez.

El bienestar de los trabajadores estará en el centro de los empleos del futuro

El otro día en una charla con dos responsables de una gran empresa  consultora, de selección de personal  y formación a nivel nacional, me comentaban que este año están lanzando dentro de sus oferta de formación en empresa el ” Wellness, bienestar y salud dentro de las organizaciones” como parte de su catálogo formativo y la proyección que esperaban alcanzar con este proyecto.

Y ahora acaba de llegar a mis manos este estudio de la consultora Sodexo que hace hincapié en el bienestar y la salud de los/as trabajadores/as en las empresa como una de las metas de las organizaciones exitosas en el futuro.

El análisis sugiere que las compañías de éxito serán las que promuevan el bienestar y la salud de los empleados, las que creen espacios de trabajo centrados en los empleados y las que presten atención a las experiencias que viven los trabajadores en el desempeño de sus funciones. 
¿Están cambiando los métodos de gestión de personas dentro de las organizaciones?
wellness programa destres

Programa Destres Wellness dentro de las organizaciones

Desde mi punto de vista creo que sí, que aunque como todo cambio,  es lento y llevará su tiempo, pero no olvido nunca una frase que escuché de la filosofía que creo que es una verdad imperecedera.

Todo camino comienza con el primer paso.

 

Me gustaría saber vuestra percepción o vuestra opinión al respecto.

¿Notáis que algo está cambiando,  o es solo una nueva etiqueta que utilizan algunas compañías como instrumento de marketing?
Libre es aquel que sabe desprenderse de sus apegos

¿Es posible cambiar?

Muchas veces hemos oído la pregunta famosa ¿Es posible cambiar?  y casi siempre se dice que es muy difícil o casi imposible, pero en realidad el error no está en la respuesta sino en dicha pregunta.

La pregunta que debemos hacernos es:
¿Queremos cambiar?

Si la respuesta a esta es SI, entonces, sí es posible; de lo contrario no lo será.

No cambia todo el mundo sus actitudes y forma de comportarse, no cambian sus emociones ante los acontecimientos diarios, ante sus círculos, casi siempre cuando hablamos de cambio nos referimos a los otros, a las circunstancias, a los acontecimientos.

Para que lo externo cambie debemos cambiar nosotros.

Uno puede optar por luchar por cambiar todo aquello que no le gusta y enfrascarse en una lucha agotadora e inútil durante toda su vida y seguro que nunca estará a su gusto.

Pero si queremos de verdad  que algo se mueva, debemos movernos por dentro.

Seguro que muchas veces pensaste que tus emociones no las puedes cambiar porque ellas son las que te hacen ser quien eres, pero este es un grave error.

Por poner un ejemplo que clarifique este concepto:

Si eres una persona controladora la auto justificación para no cambiar más probable es: !Si no lo controlo yo ésto sería un caos¡ y con ésta auto afirmación lo que estás es limitando la posibilidad de desarrollo de los que te rodean y también la tuya, ya que cuando otros hacen el trabajo es probable que puedan aportarte otra forma de hacerlo y así permitirte también a ti crecer.

Casi siempre los que tienen una tendencia al control, desean consciente o inconscientemente controlarlo todo, y todo es todo, lo que se debe hacer, pensar, sentir, como deben comportarse los demás, como deben considerarnos y un largo etc; pero no se dan cuenta que en muchísimas ocasiones su afán de control es lo que impide que los demás ejerzan sus obligaciones o hagan las cosas que desearían hacer,  porque o bien no desean enfrentarse constantemente al controlador/a o bien adoptan la actitud !Si lo haces tú, para qué lo voy a hacer yo¡

En la filosofía del yoga se denomina a la realidad “Maya“, y maya es una ilusión constantemente cambiante porque está creada por nosotros mismos. La realidad no es un absoluto sino aquello que nuestra mente va configurando y debido justamente a esa constante creación de la realidad es por lo que es posible el cambio.

Si mi realidad no es más que un espejo donde se plasman todos mis anhelos, inquietudes, preocupaciones, emociones y demás, el problema no está en el espejo, sino en los ojos que lo miran, y esos ojos son los nuestros.

Concepto de realidad

Concepto de realidad

“No podemos elegir lo que somos, pero podemos tener ganas de mejorar.”
Esta aspiración dará sentido a nuestra vida.
Pero sólo con desearlo no bastará:
“Tendremos que ponernos manos a la obra.”

La semilla de nuestro cambio la llevamos dentro, y como toda semilla tiene todo el potencial necesario para desarrollarse, madurar, crecer y difundirse, pero también como cualquier semilla necesita ser plantada, regada, alimentada y cuidada.

Nosotros somos la semilla de nosotros mismos, y en función del cuidado y esmero que pongamos en nuestra semilla conseguiremos cambiar aquellas cosas que nos propongamos.

Así que como el movimiento se demuestra andando:

“Tanto si crees que puedes como si crees que NO en ambos casos tendrás razón”.

Posiblemente después de decidir que quieres cambiar te surja la pregunta

¿Cómo lo hago?

Seguro que si buscas encontrarás multitud de propuestas y tú decidirás cuál es la que mejor se adapta a tu personalidad, gustos, carácter o preferencia.

La que a mi me ha resultado es la práctica del autoconocimiento y desarrollo personal a través del yoga y del Mindfulness, porque como se dice en el entorno empresarial,

“Lo que no se conoce y no se mide no se puede evaluar”

y los resultados del yoga y del  mindfulness son conocidos y evaluados en múltiples campos, pero insisto es una elección personal y como dice un viejo refrán

“Cuando el alumno está preparado, aparece el maestro” así que adelante, si es tu momento, si estás preparado encontrarás el punto de apoyo para despegar.

Si deseas comentar o preguntar sobre este tema no dudes en contactar conmigo, estaré encantada en ayudarte en lo que pueda, puedes contactar por mail o a través de este formulario

estrés de directivos

Solo el 15% del tiempo de CEOs y Directivos es rentable para la empresa

La semana pasada asistí a un “afterwork” en el Círculo de Empresarios de Vigo, donde el ponente Alberto Fernández Varela daba algunos datos sobre la gestión y la productividad que teníamos en España sobre la gestión de los directivos (CEOs, y Directores Comerciales) que me llamaron muchísimo la atención y que según  Alberto había recabado aplicando el sistema “Lidership Management”, desde el año 94 por estar certificado en el uso de su metodología.

Pues bien os detallo:

Solo el 15% del tiempo diario que dedican estos directivos es realmente productivo a la empresa (entendiendo por productividad aquellas acciones que efectivamente le aportan ingresos a la misma)

Además de media un directivo español pasa 52 horas a la semana en su empresa o trabajando, ahí es nada.

Pues la pregunta que cae de cajón es

¿Para qué dedicar y sacrificar tantas horas y tiempo personal si sólo es rentable un 15% de dicho tiempo?

Otra pregunta fácil; ¿Por qué sucede esto?

Y aquí algunas de las causas más frecuentes:

  • Bajo reconocimiento de la improductividad propia.
  • Carencia de metas bien definidas.
  • Carencia de planificación
  • Actitud reactiva (apaga fuegos)
  • Hábitos improductivos,
  • Estrés.
  • Dispersión mental.
  • esmotivación.
  • Reunión no planificada o infinita

Y ahora algunas recetas que se daban:

  • Planificar
  • Priorizar
  • Proteger (impedir que se cambie siempre la planificación)
  • Gestión Proactiva a cambio de la gestión Reactiva
  • Urgencias –>Inercias (no decimos No Nunca)
  • Gestión consciente y racional orientada a resultados

Eso va directamente a la cuenta de resultados.

¿Cómo se puede gestionar el cambio?

Según Alberto si el CEO no se compromete consigo mismo es inútil cualquier intención de cambio en su organización, porque no nos confundamos, todo cambio viene siempre desde dentro y si no parte del directivo, difícilmente puede cambiar el resto de la organización, ni tampoco el CEO puede atribuir el bajo rendimiento al resto del equipo o de la organización (aunque se suele hacer)

La propuesta que desde “Programa Destres” hacemos a los directivos es:

Crea un hábito diferente.

Y ¿Cómo es posible crear este nuevo hábito?

Pues a través de la práctica de Mindfulness ya que esta práctica te permite enfocar tu mente y ver con claridad todo lo que en ella pasa, sin enjuiciamientos que la perturben, sin dispersión mental y propiciando una visión más clara de la realidad tal cual es, ampliando tu capacidad de decisión y valoración de los hechos, generando una forma de pensar distinta.

Y éstos son los resultados que ya muchísimos ejecutivos están descubriendo:

Resultados de los participantes en programa de Gestión de estrés con Mindfulness

Resultados de los participantes en programa de Gestión de estrés con Mindfulness

 

Duro pero cierto, ahí os dejo estos datos para la reflexión.

Hacía tiempo que no asistía a una charla tan clara y directa a la diana.

¡Bravo Alberto!

Algunos efectos de la ansiedad y el estrés-programadestres

Consejos para manejar el estrés

Estos son algunos consejos básicos que cualquiera te puede dar, pero no hay consejo o técnica que funcione si no la practicas.

Dormir las siete u ocho horas recomendadas para un buen funcionamiento de tu organismo a lo largo del día.

Levántate con el tiempo suficiente para acudir al trabajo pero sin prisas ya a primera hora del día.

Dieta Mediterránea. No deben faltar el aceite de oliva, cereales, pescado, ave, verduras, legumbres y frutas. Evita las comidas copiosas con exceso de azúcar refinada, grasas, frituras o huevos.

Reduce si eres consumidor exagerado tus cantidades de sal, café, té, tabaco y alcohol.

Obsérvate:

EFECTOS DE LA ANSIEDAD

Focaliza tus objetivos a corto y medio plazo tanto en tu casa como en la faceta profesional.No permitas que ninguna circunstancia ni persona rebaje tu dignidad. Una autoestima alta minimiza y relativiza el impacto de cualquier estrés.

Respeta tus motivaciones y haz las cosas que realmente te gustan. Trata de realizar las tareas que te resulten más interesantes y placenteras. Si una actividad te resulta desagradable, trata de no realizarla, o de encontrarle alguna utilidad o justificación ante tí mismo.

Adapta tu entorno de trabajo para un mayor aprovechamiento de tus tareas: Fotografías, música favorita, amuleto de la suerte, trofeos.

Trata de ver las tareas y los contratiempos como desafíos que te permitirán crecer, y no como situaciones amenazadoras.

Aprende y habitúate a medir tus capacidades, y no te violentes intentando hacer algo más allá de tus posibilidades. Evita “exprimirte” hasta el agotamiento. A veces se pierde, intenta extraer lo positivo de los sucesos negativos.

Lo problemático no son las situaciones por sí mismas sino el modo en que las interpretas. Es posible que cambiando la forma de ver los conflictos, se reduzca tu malestar y puedas elaborar otras soluciones.

Dedica una parte del día a alguna actividad de ocio sin remordimientos: Leer, ir al cine, deporte, escuchar música…

Si tienes familia y amistades dedícales un tiempo, desconectando de las obligaciones.

Acostúmbrate en tus vacaciones a revisar y profundizar en tu escala de valores si no lo has hecho con anterioridad.

Practicar deporte beneficia tu salud y te ayuda a quemar calorías. Sirve como relajante y elimina tensiones. Si te gusta caminar, aprovecha para hacerlo Si prefieres más intensidad y/o regularidad en tus ejercicios puedes acudir a un gimnasio.

Si te gustan practica los juegos de equipo y si te apetece y no lo has hecho antes prueba una clase de Yoga, seguro que te sorprenderá lo que puede hacer por tu equilibrio físico y emocional.

Acostúmbrate a admitir y a demandar la crítica, así como a expresar honestamente tus puntos de vista. Pide ayuda a las personas de tu entorno. Pedir ayuda es una muestra de reconocimiento a la otra persona. El desahogo es una buena válvula de escape.

Es sano ser algo egoísta. A veces hay que decir, NO.

Resulta imposible complacer a todo el mundo. Al mismo tiempo, no permitas que los demás te presionen, te manipulen, ni te impongan unos criterios en contra de los tuyos.

El odio y el rencor no te ayudan a avanzar. El perdón, la comprensión, la tolerancia resulta la mejor opción para resolver algunos conflictos.

tiempo-limitado-vive-tu-sueño

Conectados a nuestra esencia

Es difícil en la mayoría de ocasiones sentirnos conectados con nosotros mismos porque desde que nacemos comenzamos a crear una imagen nuestra a través de las valoraciones de los demás y ésto puede crear conflictos internos y llevarnos a querer ser lo que los otros esperan de nosotros.

 

Thandie Newton lo expresa maravillosamente en este video cuando dice:

“Y esos pequeños detalles, opiniones e ideas se convierten en hechos, que servirán a la construcción de nosotros mismos, de nuestra identidad. Y ese sí mismo, se convierte en el vehículo para desplazarnos por nuestro mundo social. 

Pero el sí mismo es una proyección basada en las proyecciones de otras personas. 

¿Somos realmente así? ¿O como realmente quisiéramos ser? ¿O deberíamos ser?”

 

Cuando hacemos caso a lo que los otros esperan de nosotros podemos perder el conocimiento de lo que queremos ser en realidad desde nuestro fuero interno y cuando ésto se produce todo un mar de luchas y desgastes tendrán lugar en nuestra vida y nos impedirán estar conectados a nuestra esencia y por lo tanto nos hará más infelices.

“La lucha del sí mismo por su autenticidad y definición no tendrá fin a menos que esté conectado a su creador…a ustedes y a mí. Y eso puede suceder con la conciencia… siendo conscientes de la realidad de la unicidad y de la proyección de nuestra persona.

Podemos cambiar esta proyección externa y descubrir nuestra esencia “Si, sin lugar a dudas”.

Para este auto conocimiento podemos utilizar distintos instrumentos y  conectarnos a nosotros mismos a través de la conexión mente-cuerpo.

Las herramientas que yo utilizo son: Meditación y Yoga y a mí y a otras muchas personas les sirven, pero puede que tu tengas otras y quieras compartirlas dejando tu comentario.